¿Cómo enfrentarte al pánico por un cambio de trabajo?

cambio de trabajo

08 Feb ¿Cómo enfrentarte al pánico por un cambio de trabajo?

Es completamente normal que después de muchos años en un mismo trabajo te sientas inseguro con sólo mencionarte un cambio laboral. El miedo que puedas sentir por un cambio de trabajo sólo te hace humano y nosotros hemos creado este post con la intención de que puedas reconocer cuáles son los síntomas, darte las herramientas para poder combatirlos y enfrentarte a un nuevo reto en tu vida profesional.

También vemos importante crear este post porque sabemos a ciencia cierta que lo de quedarse en un mismo trabajo para siempre se ha acabado. Con la llegada de la crisis y las nuevas generaciones los objetivos de la gente joven han cambiado y ahora anuncian que, según un estudio del Instituto McKinsey, las personas llegarán a cambiar de trabajo hasta once veces.

Síntomas que padeces si te entra el miedo por cambiar de trabajo

  1. Adiós al confort. ¿Sueles darle muchas vueltas acerca de cómo vas a hacer un trabajo distinto al que llevas haciendo durante muchos años? Tranquilo, es normal. Pero conviene que sepas que este cambio de actividades potenciará tu autoestima y te ayudará a desarrollar tu creatividad.
  2. Síndrome del Impostor. También conocido como miedo a no estar suficientemente cualificado para un puesto de trabajo. Este caso suele darse en personas muy inseguras que creen que no cumplen los requisitos requeridos para un cargo superior y que, en definitiva, se sienten sobrevaloradas.
  3. Miedo a tener compañeros mejores que tú. Un clásico. Existe ese miedo a que cuando llegues a tu nuevo puesto de trabajo tus compañeros sepan más que tú y tú seas el que menos conocimiento tengas para desarrollar tu puesto de trabajo. Te damos un pequeño secreto, relacionarte con gente  capacitada te ayudará a mejorar tu faceta profesional.
  4. Pánico a un jefe nuevo. Sabemos que después de muchos años ya tienes una confianza con tu jefe que es incomparable con la que puedas tener con uno nuevo. ¿Le caerás bien? ¿Será de los que te llaman al despacho para llamarte la atención? Lo único que tienes que hacer es relajarte y pensar que las ambiciones (y direcciones) de un jefe distinto pueden ayudar a cambiar las tuyas.
  5. Terror a la continuidad laboral. A día de hoy son muy pocas empresas las que apuestan por un contrato indefinido por lo que te recomendamos pensar únicamente en el día a día y en que demuestres lo buen profesional que eres para que a la hora de revisarte el contrato, te hagan fijo.

Si reconoces todos estos síntomas es que efectivamente tienes miedo a un cambio de trabajo. Para combatirlo, te recomendamos que te pongas pequeños retos a diario y te desafíes a hacerlos. ¿Te da miedo la cocina? Ponte a cocinar algo esta misma noche. ¿Se te dan mal las redes sociales porque no las entiendes? Descárgate una App y aprende a usarla a tu ritmo. ¿Siempre has tenido ganas de tirarte en paracaídas y no te has atrevido? Es el momento. Poco a poco verás que un cambio de trabajo y estos pequeños retos se diferencian en muy poco.

 

Share
1Comment
  • Antonio G
    Posted at 08:30h, 15 febrero Responder

    Como todo en esta vida, una vez que vas adquiriendo experiencia esos miedos van desapareciendo. Aún así, cada nueva oportunidad hay que afrontarla con todo el optimismo posible y confiar en uno mismo.

Post A Comment