7 Errores que no debes cometer en tu Curriculum Vitae

errores currículum

10 Ene 7 Errores que no debes cometer en tu Curriculum Vitae

¿Tienes el Curriculum Vitae actualizado pero no consigues pasar a la entrevista personal? Esto puede deberse a que hayas pasado por alto alguna información o que tengas algún error en él.

Vamos a darte unos consejos sobre como NO debes tener tu curriculum y cómo subsanarlos.

¡No lo dejes escapar!

Comienza el año y es hora de tener propósitos a realizar durante este nuevo periplo.
Hacer (más) deporte, comer sano, empezar (y terminar) un coleccionable… Es momento de cambios y de nuevas metas.
Pero, ¿y si tu meta es tener un trabajo nuevo? Necesitarás, entre otras cosas, un Curriculum Vitae con tu trayectoria profesional y académica.

Bien, pues ahí es donde nosotros queremos ayudarte. Vamos a mostrarte cuáles son los errores más comunes a la hora de hacer tu Curriculum Vitae y las claves para evitarlos.

1.- Cometer faltas de ortografía.

Es lo primero que debes revisar una vez confeccionado tu curriculum. Tener faltas de ortografía en el curriculum es algo que llama
mucho la atención a los seleccionadores y es el primer motivo de criba. Sea cual sea el trabajo al que optas, no puedes permitirte tener un fallo ortográfico.

2.- Tener el Curriculum Vitae desactualizado y/o mal organizado.

Antes de presentar el Curriculum Vitae, asegúrate de dar la información más actualizada posible. Da igual que lleves tiempo fuera del mundo laboral, en ese lapso de tiempo seguro que has hecho cosas para mejorar tu perfil. ¡Inclúyelo!
Aporta en primer lugar tu experiencia y después tu formación. Mantén órdenes cronológicos de más actual a más antiguo.
Un curriculum mal estructurado, o con formaciones y experiencia mezcladas, da imagen de poca organización.

3.- Datos de contacto erróneos o de poca relevancia.

Ya ha pasado tiempo desde que se indicaba si se había ejercido la formación militar, o de si se es persona casada, viuda, soltera… No hay que dar información de más, hay que dar los datos necesarios para que se puedan poner en contacto contigo:

  • Nombre y Apellidos.
  • Correo electrónico.
  • Número de contacto.

En este apartado también debes tener en cuenta que el correo electrónico debe ser serio, por lo que no es conveniente dar un correo con palabras inadecuadas o demasiado coloquiales.

4.- Tu foto.

Aunque se rumoree que ya no es necesaria, o que tiene poca relevancia, siempre es bueno acompañar nuestro Curriculum Vitae con una foto nuestra.
Procura que sea una foto hecha en estudio o con un fondo neutro. No se te ocurra poner una foto recortada de una foto de grupo, o esa en la que sales tan bien cuando estabas de fin de semana con los amigos o en una sala.
A todos nos gusta disfrutar de nuestro tiempo libre, eso está claro, pero a la hora de presentarte a un puesto de trabajo, no es relevante, y de hecho puede penalizarte.

5.- Información aportada irreal.

No sirve de nada indicar que has trabajado en un sitio u otro si no es cierto. Los seleccionadores suelen ponerse en contacto con las empresas para confirmar tu estancia en ellas.
De la misma manera, no aportes cursos o idiomas que no tengas, ya que eso podrá traerte complicaciones. Recuerda “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”.

6.- Relleno innecesario.

Si bien es cierto que tener experiencia en uno u otro trabajo siempre ayudará a encontrar uno nuevo, pero a la hora de presentarte a un puesto es mejor aportar sólo los puestos que sean afines al que optas, y los cursos o formaciones relacionados con el mismo.

Esto es, aunque tengas el carnet de manipulador de alimentos, no sirve de nada indicarlo en el Curriculum Vitae si presentas candidatura para un trabajo de oficina.

7.- No te andes por las ramas.

Al describir un puesto anterior, no hace falta que lo expliques absolutamente todo. Ves al grano, da la información precisa y ya tendrás tiempo de exponer el resto en la entrevista.
Lo aconsejable a incluir es:

  • Nombre del puesto
  • Nombre de la empresa
  • El período de tiempo en el que estuvistes en la empresa
  • Breve descripción de las funciones realizadas en tu puesto.

Consejo:

Algo que puede ayudarte en cuanto a la información y al relleno que hemos comentado, es traducir esos trabajos poco afines a tu candidatura como aptitudes.
Por ejemplo, si has trabajado como dependiente en una tienda o comercio, puedes incluirlo en tu Curriculum Vitae como una aptitud de “Trato de cara al público”.

 

Y tu, ¿conoces algún otro error que no hayamos incluido en el post? ¿Darías algún otro consejo para tener un Curriculum Vitae de 10? ¡Comenta y compártelo con todos!

Share
No Comments

Post A Comment